El camino que espera hasta las europeas


El nuevo sondeo de intención de voto en España, elaborado por Metroscopia, vuelve a situar al Partido Popular como fuerza más votada, pese al gran descenso que sufriría desde las elecciones generales de 2011, le permitiría cosechar a día de hoy, una ajustada victoria respecto al Partido Socialista. Con un 24,5% (27,2% en la estimación del resultado en las europeas) en intención de voto para el PP y un 21,5% (26% en estimación del resultado en las europeas) para el PSOE, que en las elecciones europeas se traducirían en 17 y 16 escaños respectivamente, supondría un gran descenso para ambos en la eurocámara.

1

Este sería el resultado, según el estudio, si las elecciones se celebrasen hoy mismo, por lo tanto, debemos tener presente todas los factores que aun pueden surgir o influir de aquí a mayo de 2014. En un contexto político, económico y social, donde los hechos se desencadenan a una velocidad como nunca antes había ocurrido, habrá que esperar a ver como evoluciona la gestión del Gobierno de Rajoy, donde sobre todo, una mejoría de los datos de desempleo le podría salvar levemente, a la vez que ver que efectos produce la tan ansiada regeneración del PSOE, la cual cabe esperar que a partir de octubre, con el fin de la Conferencia Política del partido se produzca, en otras cosas, con la elección de un nuevo líder, el Partido Socialista puede obtener cierto impulso que, vistas las actuales circunstancias electorales y políticas de este país, incluso le pueda hacer ganar las elecciones europeas, lo que de ocurrir, sería un importante revés para el Gobierno del Partido Popular. No debemos olvidarnos tampoco, de las posibles alianzas electorales que puedan surgir en el resto de partidos, así como a algo tan esencial como lo son los cabezas de lista de las candidaturas.

El nuevo paradigma electoral abierto en España, al que aludía en “El fin del Bipartidismo imperfecto” sigue su curso, como bien refleja el porcentaje de intención de voto a los cuatro principales partidos. Tanto Izquierda Unida, como UPyD, se afianzan en la tendencia de intención de voto mostrada durante los últimos meses y obtendrían un 14,7% y un 10,3% respectivamente, que se convertirían en nueve escaños para la candidatura de IU-ICV y en seis escaños para los de Rosa Díez, lo que llevaría a ambas formaciones a lograr un aumento muy considerable en el Parlamento Europeo respecto a 2009.

Existen a su vez dos datos fundamentales más para analizar con rigor esta estimación de voto, el primero de ellos, la participación electoral que la encuesta otorga, alrededor de un 50%, la cual debemos considerar más alta, de la que un principio se puede esperar que ocurra. En segundo lugar, la clave en la que van a ejercer su voto las personas llamadas a las urnas, donde un 72% de los encuestados, lo harán en clave nacional, en lugar de en clave europea.

Con un 2013, sin celebración de elecciones a la vista, todos los partidos políticos van a tener puestas sus miras electorales en las elecciones europeas que se celebrarán en mayo de 2014, por todo ello, tanto la carrera, como el camino a recorrer hasta entonces, no ha hecho más que empezar, con grandes incógnitas aun por resolver.


Acerca de Eduardo Bayón

Eduardo Bayón (Gijón, 1986), es politólogo y abogado. Doctorando en Marketing Político, Actores e Instituciones en las Sociedades Contemporáneas por la Universidad de Santiago de Compostela; Licenciado en Derecho por la Universidad de Oviedo; Graduado en Ciencia Política y Administración; Máster en Derechos Fundamentales por la UNED, así como Experto Universitario en Relaciones Institucionales y Protocolo. Tiene especial interés por los sistemas y partidos políticos, asuntos electorales y por la comunicación política.

Deja un comentario