Tácticas de un Primer Ministro para controlar el Gabinete


El Primer Ministro o Presidente del Gobierno posee un gran poder estructural, no solo en la confección del gobierno, sus áreas y sus responsables, sino que además tiene sobre el mismo un predominio potencial.

fotoJohn F. Kennedy reunido con su Gabinete durante la crisis de los misiles con Cuba en 1962. Fuente: abc.go.com

Existen seis tácticas principales, que el líder del ejecutivo puede usar, para imponer o hacer prevalecer su visión. En todas ellas además, influyen las circunstancias de cada momento, así como la personalidad del Primer Ministro y del resto de miembros del gabinete/gobierno.

1ª-Control del debate con detenimiento: Controlar el debate, dejando hablar al resto de miembros, permitiendo que cada uno exprese sus preferencias y opciones políticas, sin dejarlo nunca al libre albedrío, antes de afirmar y recalcar la decisión propia determinada de antemano.

2ª-Control mediante el anuncio del resultado preferido: Anunciar de inicio la postura determinada, dejando así a los ministros la opción de oponerse o no. Está táctica, supone adelantarse y evita cierto debate en el seno del gabinete, pues no todos desearán mostrar sus discrepancias, si las hay, con el Primer Ministro.

3ª-Adopción segmentada de las decisiones: Cuando en las reuniones de gabinete existen personalidades fuertes (más allá de la del Primer Ministro), que hacen a su vez el papel de antagonistas, el Jefe de gabinete puede optar por discutir diferentes políticas con distintos grupos, en lugar de con el conjunto de ministros, para ejercer así, un control más efectivo sobre el gabinete.

4ª-Control mediante el intelecto: Si el Primer Ministro es el más inteligente, experimentado, o mejor informado, puede vencer las discusiones en el seno del gabinete, o reducirlas a su máxima expresión, mediante el consentimiento de los demás a través del silencio, o por miedo.

5ª-Control mediante el establecimiento del tono del debate: Dotando el debate de un tono cauto, que forme parte de una primera impresión, o adentrándose en el tema en cuestión de lleno.

6ª-Discusión bilateral: Tratar las cuestiones hablando uno por uno con los miembros del gabinete, bien por interés particular sobre la materia en cuestión o como estrategia para imponer su posición.


Acerca de Eduardo Bayón

Eduardo Bayón (Gijón, 1986), es politólogo y abogado. Graduado en Ciencias Políticas y Administración y Máster en Derechos Fundamentales por la UNED; Licenciado en Derecho por la Universidad de Oviedo, así como Experto Universitario en Relaciones Institucionales y Protocolo. Especializado en comunicación política, sistemas políticos, partidos y asuntos electorales. Es además colaborador habitual en diferentes medios de comunicación, escritos y radiofónicos.

Deja un comentario