Ucrania en la percepción de seguridad de Rusia


rusia_ucrania-

EDUARDO BAYÓN | Con la caída de la Unión Soviética, la estrategia de política exterior de Rusia basada en ganar territorios y proyectar sobre ellos su fuerza militar y su coacción, se vio sustituida por el objetivo de priorizar el mantenimiento del orden interno, así como proyectar internacionalmente su carácter económico, convirtiendo así su geopolítica, en geoeconomía como prioridad estratégica. Para ello, Moscú se basó en su importante papel como productor de hidrocarburos, tanto de petroleo como gas.

Pese a quedar lejos los tiempos del comunismo, al menos en términos ideológicos, la percepción teórica de la interpretación del orden mundial que se realiza desde Rusia, supone que cualquier proyección de los países occidentales conlleva la búsqueda incesante de incrementar la riqueza, así como la expansión de sus mercados.

En las Relaciones Internacionales, donde el Estado sigue siendo el actor esencial, pese a los tiempos de globalización en los que vivimos, tiene un papel esencial la percepción de seguridad, o lo que es lo mismo, la forma en que se ve a otros actores o a determinados factores en cuanto a su incidencia en la seguridad nacional.

Tras más de dos siglos de invasiones, cuyo máximos exponentes fueron la invasión napoleónica en el s.XIX y la “Operación Barbarroja” llevada acabo por el ejercito alemán durante la Segunda Guerra Mundial, provocaron en el Imperio ruso primero, y en la Unión Soviética después, concebir a las potencias miembros de la OTAN, como potencialmente agresivas.

El cambio en la estrategia convencional, y también en la nuclear, que se produce con la desintegración de la URRS y el fin de la Guerra Fría, supuso un cambio en la percepción rusa respecto a Occidente, y también, respecto al cinturón sanitario en que se habían convertido los países de Europa Central y Oriental (PECOs).

Pese a que la percepción cambió levemente, ya que Rusia no evitó la entrada en la OTAN y en la Unión Europea de sus antiguos aliados en el Pacto de Varsovia, en cambio se ha convertido en prioridad para Putin el restablecimiento de los vínculos con los antiguos territorios soviéticos, con el objetivo de mantener el cinturón de seguridad de tiempos pasados, a la vez que mantiene un espacio vital de influencia económica. Las dictaduras de Bielorrusia y Kazajistán, ambos miembros de la Organización del Tratado de la Seguridad Colectiva, así como de la Unión aduanera, reciben el apoyo de Moscú, no solo contra cualquier intento de democratización de dichos países, sino también en forma económica, con rebajas del precio de combustible, con el objetivo de evitar la emancipación de estos territorios.

Este fue el modelo que Rusia intento imponer en Ucrania a través de Yanukovich, una vez fracasado el intento, al menos de momento y parcialmente, pues la partida se ha traslado a la península de Crimea, donde las intenciones de recuperar el territorio cedido por Jruschov de forma unilateral son claras: buscar la independencia de la península e incorporarla al territorio ruso, o dejarla bajo algún tipo de protectorado como pasó con Abjazia y Osetia del Sur.

Mientras, la percepción respecto a Ucrania seguirá siendo la misma, y es que pese haber sido un país independiente desde 1991, en ningún momento se la ha querido perder del todo, y en ello incide especialmente, el hecho de que el Rus de Kiev esté considerado como el origen histórico de Rusia, denominándose a Ucrania durante siglos, como “la pequeña Rusia”, y es esta pequeña la que ahora quiere volar en otra dirección.

Bibliografía:

CARLOS ECHEVERRÍA JESÚS, Relaciones Internacionales III: Paz, seguridad y defensa en la sociedad internacional, Madrid, UNED, 2011.


Acerca de Eduardo Bayón

Eduardo Bayón (Gijón, 1986), es politólogo y abogado. Graduado en Ciencias Políticas y Administración y Máster en Derechos Fundamentales por la UNED; Licenciado en Derecho por la Universidad de Oviedo, así como Experto Universitario en Relaciones Institucionales y Protocolo. Especializado en comunicación política, sistemas políticos, partidos y asuntos electorales. Es además colaborador habitual en diferentes medios de comunicación, escritos y radiofónicos.

Deja un comentario