Andalucía respalda a Susana Díaz, el PP se hunde, Podemos y Ciudadanos entran


Gráficas

La cita electoral de hoy en Andalucía había despertado un especial interés por ser la primera de un año clave para la política española. El empuje de nuevos actores como Podemos y Ciudadanos, y el declive a priori del bipartidismo, centraban todas la expectativas ante la jornada electoral. Finalmente, el PSOE y Susana Díaz se han impuesto como era previsible, con casi un 36% de los votos y 47 escaños. Éste resultado electoral, en la coyuntura política actual es sin lugar a dudas todo un éxito, no sólo consigue mantener el número de diputados consiguiendo ésta vez la victoria electoral, sino que además es el único partido que ya tenía representación política en el hemiciclo andaluz que aguanta la irrupción de nuevas fuerzas. 

El Partido Popular  ha sufrido una derrota sin paliativos, y que sin lugar a dudas tendrán consecuencias en Génova. Moreno Bonilla y el PP, han cosechado un 27% de los votos y 33 escaños. Con una pérdida de 17 diputados, supone un duro revés para el PP, y especialmente para la política del gobierno nacional presidido por Mariano Rajoy, quien además se ha volcado durante la campaña con un candidato “paracaidista” que aunque fue capaz de competir, no ha sido suficiente para conseguir un resultado ni siquiera aceptable.

Podemos ha irrumpido en el hemiciclo andaluz consiguiendo 15 diputados y un 15% de los votos. Pese a ser un buen resultado, es evidente que es más flojo de lo esperado, para los que las encuestas pronosticaban entre 18 y 22 escaños. Se evidencia una vez más, que Podemos tiene un serio problema, y un reto, con las zonas rurales, y especialmente con las dos Castillas, Extremadura y Andalucía, donde sigue estando muy lejos de tener tanto apoyo como en otras partes del territorio.

Ciudadanos también ha conseguido entrar en el Parlamento con 9 escaños y más de un 9% de los votos. El resultado es más que aceptable para un partido que cuenta con poca implantación en Andalucía y donde hace tan solo dos meses decidían presentarse a los comicios andaluces. Este resultado supone un buen augurio para Ciudadanos de cara a las próximas elecciones, especialmente en otras regiones con una mayor implantación y apoyo como pueden ser Madrid o Valencia.

Por su parte, Izquierda Unida ha sufrido una severa derrota, los que fueran socios de gobierno de Díaz, se quedan con tan solo 5 diputados, consiguen salvar el Grupo Parlamentario propio, pero evidencia, precisamente en Andalucía donde IU tiene una estructura y un apoyo social del que carece en el resto del Estado español, el momento tan complicado que afrontan, arrasados especialmente por la irrupción de Podemos.

UPyD finalmente no ha conseguido entrar, ni tan siquiera por Málaga donde tenía puestas todas su esperanzas, al quedarse con un 1,95% de los votos, y deja de manifiesto también el difícil futuro inmediato que tiene la formación magenta por delante. El Partido Andalucista también se queda fuera con el 1,55% de los sufragios.

El PSOE y Susana Díaz gobernarán en solitario, es impensable en estos momentos, y con todas las citas electorales que hay por delante, que se produzca pacto alguno, más allá que de forma puntual, y más con la amplia mayoría, que no absoluta, que ha conseguido el Partido Socialista. Por otro lado, se evidencia que el voto indignado que antes acaparaba Podemos ha dejado de ser transversal, y que con el meteórico auge que ha tenido Ciudadanos en los últimos dos meses, se divide entre derecha-izquierda, y también entre reforma y ruptura.

Respecto al trasvase de votos que hoy se ha producido, parece que se evidencia que Ciudadanos ha “bebido” directamente del PP, al que desangra, mientras Podemos ha arrebatado gran parte de su electorado a IU, y también al PSOE, mientras que este último también arrebata votos que hace tres años se fueron al PP.

Por último, el resultado no parece extrapolable al resto de España, como evidencian desde hace meses los sondeos, donde además ha tenido más peso la marca Susana Díaz que la del PSOE, ahora bien, este resultado puede ofrecer una oportunidad única para el Partido Socialista de construir un relato ganador que repercuta en el resto de territorios.

Gráficas de elDiario.es

Artículo publicado en Debate21.


Acerca de Eduardo Bayón

Eduardo Bayón (Gijón, 1986), es politólogo y abogado. Doctorando en Marketing Político, Actores e Instituciones en las Sociedades Contemporáneas por la Universidad de Santiago de Compostela; Licenciado en Derecho por la Universidad de Oviedo; Graduado en Ciencia Política y Administración; Máster en Derechos Fundamentales por la UNED, así como Experto Universitario en Relaciones Institucionales y Protocolo. Tiene especial interés por los sistemas y partidos políticos, asuntos electorales y por la comunicación política.

Deja un comentario