Los datos del barómetro político del CIS


El PSOE sube respecto al barómetro electoral de abril y recorta distancias con el PP después de la elección en mayo de Pedro Sánchez como secretario general de los socialistas. Si hoy se celebrasen elecciones generales, los socialistas lograrían un 24,9% de los votos, frente al 19,9%, lo que supone cinco puntos más que hace tres meses. Ahora bien, el PP volvería a lograr la victoria electoral con un 28,8% (casi tres puntos menos que en abril, 31,5%), mientras que Unidos Podemos sería la tercera fuerza con un 20,3% de los sufragios (subiendo así seis décimas) y Ciudadanos la cuarta con 14,5% (-0,4%). Como resultado de estos datos, la distancia que separa la primera fuerza política, el PP, con la segunda, el PSOE, se reduce de 11,6 a 3,9 puntos de abril a julio.

Este es el primer sondeo electoral del CIS desde que Sánchez recuperase el liderazgo del PSOE, después de su dimisión en el Comité Federal del Partido Socialista aquel 1 de octubre.El impulso de Sánchez tras esas primarias en las que se enfrentó a Susana Díaz y Patxi López, haría ahora que mejorase los resultados de las elecciones generales de diciembre de 2015 y junio de 2016. Además, cabe resaltar que el PSOE se ha colocado como la primera fuerza política en voto directo, con el 19,1%, frente al Partido Popular, que se sitúa en el 17,1%. Podemos llega al 14,2% mientras que Ciudadanos obtiene un 9,2% de voto directo.

Si atendemos a las alianzas por afinidad ideológica necesarias para gobernar, observamos como los partidos de derecha y centro derecha retroceden, al sumar el PP y Ciudadanos el 43,3% de los votos, frente al 45,2% de los votos de PSOE y Unidos Podemos. Los partidos de izquierdas no sumaban más que los de derechas desde abril de 2016.

El sondeo (2.490 entrevistas) se realizó entre el 1 y el 10 de julio, por lo que ya había tenido lugar la moción de censura que Unidos Podemos presentó contra Mariano Rajoy; la comparecencia en el Congreso de Luis Bárcenas; y la presentación de la llamada ley de desconexión por parte del ejecutivo catalán. El ascenso del PSOE no ha tenido consecuencias para Podemos que ha conseguido un 20,3% de los votos, seis décimas mejor que en el sondeo realizado en abril de este mismo año. La moción de censura que presentaron los de Pablo Iglesias no ha pasado factura a la formación morada, que aunque permanece estancada, consolida su electorado.

El supuesto sorpasso que iba a suponer que Podemos sobrepasase a el PSOE no se ha llegado a producir y la vuelta de Pedro Sánchez a la secretaría general de los socialistas aleja aun más esta posibilidad, ya que los socialistas se sitúan 4,6 puntos por encima. Por otro lado, la caída del PP no lo ha sido aprovechada por Ciudadanos, que también desciende cuatro décimas, situándose en el 14,5% de estimación de voto.

Prosigue la brecha generacional pese a la recuperación del PSOE

Podemos sigue siendo primera fuerza entre los menores de 45 años, el PSOE mejora entre los más jóvenes (los que están entre 18-24 años) al pasar de un 8,4% a un 14,9% entre estos. A su vez, los socialistas son primera fuerza entre el electorado que está entre los 45 y los 65 años. El PP mantiene el liderato entre los mayores de 65 años, aunque pierde más de un punto en esta franja de edad.

Recuperación socialista en los pueblos y en las grandes ciudades

El PSOE ha mejorado notablemente en los municipios de menos de 2.000 habitantes, pasando de un 18,4% a un 25,4%, lo que supone que los socialistas desbancan al PP, así como en las grandes ciudades (aquellas de 400.000-1 millón de habitantes) en las que mejora 7,3 puntos. Podemos sigue siendo la opción preferida en Madrid y Barcelona.

El PSOE líder entre el electorado con menor formación, Podemos entre los que tienen estudios superiores

Gran mejora de los socialistas entre quienes cuentan con estudios de primaria, secundaria y formación profesional. Además, siguen liderando ampliamente el electorado que no cuenta con estudios. Por su parte, Podemos sigue siendo la opción política preferida entre quienes cuentan con estudios superiores.

El PSOE crece entre las nuevas clases medias

La variación más destacada en cuanto al voto según el estatus socioeconómico lo encontramos entre las nuevas clases medias y el ascenso de más de 7 puntos protagonizado por el PSOE, que le sirve para convertirse en primera fuerza en este segmento.

Los socialistas además siguen siendo la opción preferida de obreros, parados y trabajadores domésticos. Mientras que Podemos lo es de los técnicos y cuadros medios, de los pequeños empresarios y autónomos, de los empleados de oficina y servicio y de los estudiantes.

Pugna por la izquierda y el centro-derecha

Sigue viva la pugna por el espacio electoral de la izquierda, por el que Podemos y el PSOE mantienen viva una férrea lucha desde hace tres años ya. En esta ocasión, el PSOE recupera terreno y es la opción preferida entre quienes se autoubican en el ‘3’ (donde pasa 30,3% a 39,9%) y entre quienes lo hace en posiciones más centristas del ‘5’. También mejora en la posición ‘4’, pasando de 39,9% a 48,4%. El PP, por su parte, cae de forma espectacular, casi hasta la mitad, entre los votantes que se ubican en el ‘6’, lo que sirve a Ciudadanos para ganar terreno y ponerse en cabeza en este sector del centro-derecha.

Joan Baldoví, el político mejor valorado

Mariano Rajoy (2,79) y Pablo Iglesias (2,95) continúan siendo los líderes políticos de ámbito nacional peor valorados. Pedro Sánchez obtiene en su vuelta una nota del 3,73. Le sigue Albert Rivera con un 3,58. Joan Baldoví (Compromís), se coloca como el político mejor valorado con un 4,18, superando así a Alberto Garzón, que obtiene un 3,91.

Entre los miembros del gobierno, es la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría quien sigue siendo la mejor valorada, con una nota de 3,69. A continuación se encuentra la ministra de Agricultura, Isabel Tejerina (3,19), que desplaza al ministro de Educación y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, al tercer puesto (3,09). El peor valorado del gobierno es Cristobal Montoro, ministro de Hacienda, con un 2,16, seguido del ministro de Justicia, Rafael Catalá. Hay que recordar que tanto Montoro como Catalá han sido reprobados por el Congreso.


Artículo publicado en Debate21.es


Acerca de Eduardo Bayón

Eduardo Bayón (Gijón, 1986), es politólogo y abogado. Graduado en Ciencias Políticas y Administración y Máster en Derechos Fundamentales por la UNED; Licenciado en Derecho por la Universidad de Oviedo, así como Experto Universitario en Relaciones Institucionales y Protocolo. Especializado en comunicación política, sistemas políticos, partidos y asuntos electorales. Es además colaborador habitual en diferentes medios de comunicación, escritos y radiofónicos.

Deja un comentario