CIS: las fugas del PP y del PSOE solo benefician a Ciudadanos

En la España de los sueldos precarios y los beneficios empresariales que no dejan de crecer y que es incapaz de gestionar políticamente la situación judicializada de Cataluña. En la de la indignación provocada por la sentencia de la manada, que ha vuelto a poner de relieve la fuerza del movimiento feminista ya evidenciada durante el 8 de marzo. En la España en la que ya repuntaba la preocupación por la corrupción antes de asistir con estupor al final político de Cristina Cifuentes, dimitida desde las propias cloacas días antes de que se tuviese que enfrentar a una moción de censura desencadenada por el caso del máster. En esa España, en la que para el 76,2% de la población la situación política es mala y en la que ha crecido en más de diez puntos en el último año el número de personas que han participado en algún tipo de movilización, el último barómetro del CIS muestra que el Partido Popular no deja de caer en las encuestas; sus datos son alarmantes para sus filas y todavía no se sabe hasta dónde puede llegar el desplome. De momento, lo que es seguro es que los populares son el partido con mayor fuga de votantes (sólo el 63,2% de los que votaron por ellos en 2016 lo volvería a hacer ahora mismo). A los de Mariano Rajoy comienza a pasarles factura la gestión de la crisis de las pensiones, que ha llevado a miles de mayores de nuestro país a manifestarse en las calles. El apoyo al PP entre quienes cuentan con más de 65 años desciende en más de siete puntos en los últimos tres meses.

En los votantes de izquierda hay altas tasas de indecisión, mientras Podemos recupera terreno ligeramente. En cambio, el PSOE lleva desde octubre en retroceso, y el agotamiento del liderazgo de Pedro Sánchez comienza a ser evidente. Un 85,5% de los votantes confían poco o nada en él, dato incluso peor que el de Mariano Rajoy. Pero el problema se evidencia en el 60% de los votantes del propio Partido Socialista, a los que tampoco les genera confianza.

Por su parte, Ciudadanos prosigue su escalada nacional: sus expectativas electorales aumentan hasta el 22,4% (1,7 puntos más que en el último barómetro de enero). Este ascenso permite a los de Albert Rivera colocarse en segunda posición, a menos de dos puntos del Partido Popular, que lidera la estimación electoral, al lograr la formación de Mariano Rajoy el 24,0% de los apoyos (más de dos puntos menos respecto al anterior barómetro); el PSOE se queda tercero con un 22,0% (pierde algo más de un punto de nuevo); y Unidos Podemos recupera seis décimas y se sitúa en un 19,6%. Los partidos independentistas catalanes en el Congreso pierden unas décimas: ERC pasa del 3,4% al 3% y el PDeCAT del 2% al 1,7%.

La encuesta, realizada a través de 2.466 entrevistas del 1 al 10 de abril, prosigue con la tendencia al alza de Ciudadanos ya mostrada en los últimos meses. Los datos en Intención Directa de Voto otorgan a C’s un 16,1%; PSOE un 13,5%; el PP un 12,1%; y Unidos Podemos un 11,3%. Mientras que en ‘Voto+simpatía’ C’s consigue un 18,1%; PSOE 16,7%; PP 13,8% y Unidos Podemos 13,5%.

El PP pierde siete puntos entre los mayores de 65 años

Ciudadanos se mantiene como la opción política preferida de los votantes que tienen entre 35 y 55 años. Unidos Podemos es primera fuerza entre los menores de 35, aunque en el segmento 25-34 está prácticamente igualado con Ciudadanos. Mientras, el PSOE sigue liderando el segmento de 55 a 64, pese al descenso que sufre, y el PP, como ya se ha apuntado, cae alrededor de siete puntos entre los votantes que se encuentran en edad de jubilación, tras las movilizaciones de los pensionistas. El partido del Gobierno figura de nuevo en cuarta posición entre los votantes menores de 55 años, muy lejos del resto de formaciones políticas.

PP y PSOE caen en las ciudades medianas

Si atendemos al voto según el tamaño del municipio, la caída de PP y PSOE se produce en los municipios que cuentan con entre 10.000 y 50.000 habitantes. Podemos recupera terreno en las grandes ciudades y Ciudadanos ya es primera fuerza en las ciudades que oscilan entre una población de 50.000 y 400.000 habitantes, a la vez que prosigue creciendo en los pequeños municipios.

Las dos Españas según el nivel de estudios

En cuanto al voto según el nivel de estudios, el barómetro de abril evidencia el surgimiento de una brecha muy pronunciada entre quienes cuentan con estudios de secundaria de 2a etapa o superiores y los que tienen estudios inferiores. Ciudadanos se mantiene como primera fuerza entre los titulados de F.P. y entre los que cuentan con estudios superiores respecto al mes de enero, a lo que añade ahora liderar la franja de electores que tienen estudios de secundaria de 2ª etapa. Ciudadanos también es segunda fuerza entre quienes tienen estudios de secundaria 1ª etapa. Por su parte, PP y PSOE siguen copando los segmentos de menor formación, en correlación directa con los segmentos de votantes de mayor edad en los que son la opción preferida. Estamos hablando de un votante más alineado con la opción partidista y que no cambia tan fácilmente. De esta forma, el PSOE es líder entre quienes no tienen estudios, o los tienen de primaria o secundaria 1ª etapa.

Voto por ‘condición’ y ‘estatus’ socioeconómico

En voto según el estatus socioeconómico, el PP cae de forma significativa entre los jubilados (esto último va acorde con el dato entre mayores de 65 años). Podemos sube diez puntos entre los obreros cualificados y le arrebata la primera posición a Ciudadanos, donde el PSOE es tercero, aunque ocupa la primera posición entre los parados y los obreros no cualificados. Ciudadanos se convierte en la opción política preferida de los estudiantes, que también lidera entre directores y profesionales, empleados de oficinas y servicios. El dato de los estudiantes es significativo. Si antes este segmento lo lideraba Podemos, ahora la indignación ha dejado paso al cambio que muchos electores ven en Ciudadanos como alternativa de Gobierno.

El PSOE se mantiene líder entre los obreros, pero se convierte en cuarta fuerza entre las nuevas clases medias, cuando en octubre era la primera. Un dato que debería servir a los socialistas para reflexionar profundamente. Este segmento lo lidera ahora de forma destacada Ciudadanos, al igual que el de los votantes que cuentan con un estatus de clase alta. El PP es primera fuerza política entre las viejas clases medias, aunque cae cerca de siete puntos, un dato muy significativo de la situación delicada que viven los populares. Podemos crece entre los obreros cualificados, al igual que en el dato de condición socioeconómica

Ciudadanos le disputa el centro-derecha al PP

En los datos de voto según la autoubicación ideológica del votante en una escala de 1 al 10, donde 1 es extrema izquierda y 10 extrema derecha, Ciudadanos supera de nuevo al PP en el centro-derecha ‘6’ y es un claro competidor por este espacio electoral. Esta gráfica no revela grandes diferencias respecto al último barómetro de enero, pero si confirma el mayor cambio en el último año. La penetración con la fuerza con la que lo ha hecho Ciudadanos en la derecha le está otorgando el impulso electoral que muestran todas las encuestas.

Conviene tener presente a la hora de interpretar esta última gráfica, que las posiciones que se ubican en los extremos cuentan con bastantes menos votantes que las posiciones centrales.

Ciudadanos, de nuevo, cuenta con el votante más “fiel”

En lo que se refiere al recuerdo de voto, el 80,8% de los que optaron por Ciudadanos en las generales de 2016 lo volverían hacer, frente al 63,2% de los del PP que repetirían su voto; el 72,0% de los del PSOE; y el 71,6% de los de Unidos Podemos. De esta forma, Ciudadanos cuenta con el electorado más fidelizado, mientras que el dato evidencia las fugas de votantes que está sufriendo el PP, donde un 18,7% de los que votaron a Rajoy en junio de 2016, ahora lo harían por Albert Rivera, que también captaría un buen número de votantes ubicados en el centro-izquierda que en su momento habían optado por PSOE y Unidos Podemos. Destaca el 8,2% de antiguos votantes socialistas que ahora elegirían en las urnas a Ciudadanos. También es revelador el 9,2% de votantes que lo hicieron por el PP que ahora se irían a la abstención.

Albert Rivera es el líder nacional mejor valorado

De los líderes de los cuatro principales partidos, Albert Rivera es de nuevo el mejor valorado con un 3,79 (en enero obtenía un 4,01), le sigue Pedro Sánchez que cae a un 3,35 (en enero 3,68). Lejos de ellos figuran Pablo Iglesias y Mariano Rajoy con un 2,77 y un 2,54 respectivamente.

Entre los miembros del Gobierno, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, es la mejor valorada con un 3,34. La mayoría de miembros del gabinete de Rajoy son desconocidos para los ciudadanos, al figurar dicho dato por debajo del 50%.


Artículo publicado en CTXT.

The following two tabs change content below.

Eduardo Bayón

Soy especialista en asesoramiento en comunicación política, asuntos públicos y estrategia, ello se ve reflejado tanto en mi bagaje académico como profesional. También soy editor y redactor de la web Debate21.es, medio digital dedico al análisis político y de la actualidad. Así mismo, colaboro con diferentes medios de comunicación, tanto escritos, como radiofónicos. Graduado en Ciencia Política y de la Administración, y Máster en Derechos Fundamentales por la UNED, así como Licenciado en Derecho por la Universidad de Oviedo y Experto Universitario en Relaciones Institucionales y Protocolo. En la actualidad realizo estudios de Doctorado en Ciencia Política (UNED).

Deja un comentario

Close