Cuatro claves del CIS de septiembre

Hoy se ha hecho público el barómetro del CIS correspondiente al mes de septiembre, en el cual el instituto demoscópico ha vuelto a cambiar su metodología. El PSOE se mantiene en primera posición con un 34,2% de estimación de voto. Le sigue el Partido Popular con un 17,1%, manteniendo así la segunda posición. En tercer lugar figura Unidas Podemos con un 15,5%. Ciudadanos es cuarto  con el 12,9%. Vox, por su parte, logra 7,5%.

Entre los partidos catalanes, ERC logra un 3,7%, mientras que JxCat sube hasta un 2,0% . EH Bildu queda por detrás del PNV, al lograr un 1,2%, frente al 1,6% de los de Sabin Etxea.

La encuesta se realizó a través de 5.906 entrevistas del 1 al 18 de septiembre (error muestral: 1,3%). Por lo tanto, se ha realizado antes de la confirmación de la repetición electoral y de la presentación de la candidatura de Iñigo Errejón.

En ‘Voto+simpatía‘ el PSOE es primera fuerza con un 30,5% de los apoyos; seguido de Unidas Podemos con 12,0%; el PP es tercera fuerza con un 11,8%; cuarto es C’s con un 9,4%; y Vox logra 5,0%.

Vamos ahora a ver las cuatro claves que presenta este barómetro:

1-El PSOE cae en intención directa de voto

Los datos en Intención Directa de Voto, en esta ocasión, dan al PSOE un 27,0%, lo que supone una caída de 3,5 puntos respecto al último barómetro. El PP se queda con el 10,2%; superado así por Unidas Podemos que logra un 10,7%. Ciudadanos pierde más de un punto y desciende hasta el 7,9%; y Vox aparece con un 4,5%.

2-El PP gana la partida del centro-derecha

En los datos de voto según la autoubicación ideológica del votante en una escala de 1 al 10, donde 1 es extrema izquierda y 10 extrema derecha, el PSOE se mantiene hegemónico en el centro-izquierda y mantiene el liderazgo en el ‘5’ (centro). Pero lo más destacable de estos datos es como el PP ha logrado recuperar terreno y aumentar su ventaja frente a Ciudadanos en el espectro de la derecha. Pese a ello, los de Albert Rivera mantienen la primera posición en el ‘6’ aunque ya con su ventaja reducida a mínimos. Vox sigue reducido a posiciones de derecha radical y ultraderecha.

Conviene tener presente a la hora de interpretar esta última gráfica, que las posiciones que se ubican en los extremos cuentan con bastantes menos votantes que las posiciones centrales.

3-El hartazgo sigue aumentando

La repetición de una nueva convocatoria electoral ha consumado el fracaso de los políticos españoles. El hartazgo de buena parte de la población con los políticos y los partidos se viene evidenciando en los barómetros realizados por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) en los últimos meses —especialmente desde mayo— a través de la siguiente pregunta: «¿Cuál es, a su juicio, el principal problema que existe actualmente en España?».

Camino de las cuartas elecciones en cuatro años, los políticos y los partidos se mantienen como el segundo problema de los ciudadanos, solo por detrás del paro. El 45,3% lo menciona como uno de los tres principales problemas y un 21,7% como el primer problema.

Para la mitad exacta de encuestados, la situación económica es mala o muy mala. Solo un 7,4% la considera buena. El 29% considera que la situación es peor que hace un año y un 56,2% la valora igual. Apenas un 12,4% confía en que en 2020 haya mejoría. La gestión del PSOE en el Gobierno genera un resultado malo o muy malo para el 46,7%, superado por el 47,4% que la considera regular o buena.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, se mantiene como el mejor valorado al que los encuestados le otorgan un 4,3 puntos, tres décimas menos que respecto al barómetro de julio. Le siguen empatados a 3,2 puntos, Albert Rivera y Alberto Garzón. Pablo Iglesias iguala a 3,1 con Pablo Casado. El líder peor valorado es Santiago Abascal con un 2,2.

4-La poca fidelidad del votante de Ciudadanos

El PSOE aparece con el electorado más fiel, es decir, con aquel electorado que repetiría su voto de las últimas elecciones generales de abril. El dato de los socialistas alcanza un 82,2%.  Le sigue muy de cerca Unidas Podemos con un 81,1%: el Partido Popular con un 80,6% y Vox con un 78,0%. Llama la atención el dato tan bajo frente a sus competidores que presenta Ciudadanos, a los que solo el 66,2% volvería a votar. Las fugas que sufren los de Albert Rivera tienen dos direcciones principales: PP y PSOE. Hacia los primeros irían el 7,3% de quienes votaron a los naranjas en abril, mientras que se decantarían por los socialistas un 7,5%. El flujo de votantes de Ciudadanos hacia Vox es de un 3,1%.


Artículo publicado en Debate21.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *