Acuerdo de PSOE y Podemos para buscar el impulso social

Tras varios meses de bloqueo, con una repetición electoral de por medio, la situación política llegó a ese momento en el que los acontecimientos se precipitan. A falta de que las bases de ERC respalden la abstención —la decisión final la tomará el Consell Nacional el jueves, 2 de enero— el escenario queda despejado para que este próximo fin de semana arranque el pleno del Congreso de los Diputados que previsiblemente culminará con la investidura de Pedro Sánchez el martes 7 de enero.

ERC ha encontrado pista de aterrizaje en el dictamen elaborado por la Abogacía del Estado en el que se estipula que Oriol Junqueras pueda ejercer como eurodiputado mientras no se suspenda su inmunidad, en línea con la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Por su parte, el PNV logra un acuerdo con los socialistas que permite el desarrollo estatutario en el País Vasco y gana transferencias para Navarra, como las de materia de tráfico. Los de Sabin Etxea muestran así su pragmatismo útil frente a la deriva independentista catalana. También EH-Bildu anunció su abstención. Pero el impulso más sólido vino de la mano de los propios partidos que formarán la coalición de gobierno, PSOE y Unidas Podemos, quienes presentaron su acuerdo progresista en el que se establecen las bases y objetivos de la coalición.

El programa incluye diversas medidas, como subidas de impuestos a las rentas altas, derogar la reforma laboral, y buscar una solución política a Cataluña, con mesa de diálogo de por medio. A continuación vamos a ver las principales propuestas del acuerdo para una coalición progresista:

Subida de impuestos a las clases más altas

El programa progresista acordado por PSOE y Unidas Podemos tiene la ambición de un programa socialdemócrata clásico, cuyos ejes centrales pasan por lo social y el medio ambiente y una política económica que buscará la redistribución. Esto último incluye subir el IRPF a las rentas altas (dos puntos para rentas de más de 130.000 euros y cuatro puntos por encima de 300.000 euros), y un tipo mínimo del 15% en el impuesto de Sociedades, que será del 18% para la banca y las empresas energéticas. También se bajará el tipo para las pymes del 25% al 23%. Se limitarán también las exenciones de dividendos y plusvalías. En cuanto a rentas del capital, se sube cuatro puntos el IRPF para las que excedan los 140.000 euros anuales. Además, se creará una tasa Google (a determinados servicios digitales que hoy no tributan en España) y una tasa Tobin (a las transacciones financieras).

Derogración de la reforma laboral y subida del SMI

Se derogará buena parte de la reforma laboral de 2012, entre lo que destaca la posibilidad de despido por absentismo provocado por bajas por enfermedad, las limitaciones al ámbito temporal del convenio colectivo, y la prioridad aplicativa de los convenios de empresa sobre los convenios sectoriales. Se aprobará un nuevo Estatuto de los Trabajadores con participación de los agentes sociales y se aumentará de nuevo el SMI.

Solución política para Cataluña

El acuerdo también contempla, en su noveno punto, la actualización del Estado autonómico y una apuesta por una España fuerte y cohesionada. El conflicto catalán se abordará «impulsando la vía política a través del diálogo, la negociación y el acuerdo entre las partes que permita superar la situación actual”. Se añade la intención de proceder a una desconcentración institucional, lo que conllevará que las sedes de diversas instituciones y organismos se establezcan en otras ciudades distintas a Madrid.

Derogar la LOMCE

El futuro ejecutivo tiene como pretensión aprobar una nueva ley básica de educación, que derogue la actual LOMCE. Se busca así blindar la educación pública como eje vertebrador del sistema educativo e incorporar los acuerdos alcanzados por la comunidad educativa en estos años, eliminando la segregación escolar, y permitiendo la personalización de caminos formativos a las necesidades de los alumnos y alumnas. La nueva Ley de Educación garantizará desde sus principios rectores la inclusión y la eliminación de la segregación escolar por las condiciones de origen de los estudiantes, por sus necesidades educativas especiales o por sexo.

Eliminar los copagos y legalizar la eutanasia

El acuerdo propone la eliminación progresiva de los copagos introducidos desde 2012 a lo largo de la legislatura, empezando por los pensionistas y los hogares en situación de mayor vulnerabilidad. También se buscará establecer garantías para que no puedan introducirse otros nuevos que no atiendan a la situación socioeconómica de las personas, incluidos los copagos por el transporte sanitario no urgente, por los productos ortoprotésicos y por los dietéticos, a través de la derogación de los artículos que habilitan estos copagos en el RD-Ley 16/2012. Se introducirá progresivamente la Atención a la Salud Bucodental de la población en cartera de servicios del SNS.

Se impulsará una Ley de derechos y garantías de la dignidad de la persona ante el proceso final de su vida, así como la Ley Orgánica de Regulación de la Eutanasia, y su inclusión en la cartera común de servicios del Sistema Nacional de Salud.

Limitación del alquiler y parque público de viviendas

El documento introduce el compromiso de regular el precio de los alquileres, así como la construcción de un parque público de viviendas y el desarrollo de un plan estatal para la rehabilitación. A todo ello, se añaden medidas para el realojo inmediato en determinadas condiciones de los inquilinos que no pueden hacer frente a los incrementos de rentas

Acuerdo PSOE-Podemos

Artículo publicado en Debate21.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *