El país por encima de las siglas: Yolanda Díaz y la reconfiguración de la izquierda

Yolanda Díaz, Mónica Oltra, Ada Colau, Mónica García y Fatima Hamed Hossain han evidenciado en el acto de Valencia el inicio de un nuevo periodo político para unir a la izquierda en un nuevo proyecto o frente amplio.

Una puesta de largo en un teatro abarrotado en el que cinco mujeres han sido capaces de contagiar su ilusión al público presente a la vez que mostraban unos liderazgos asentados con un marcado perfil feminista, tanto en las formas como en el fondo. Unas formas que pasan por reivindicar la escucha, el diálogo, la capacidad de construir acuerdos desde el disenso e incluso la naturalidad de sentir nervios ante el camino político que inician ahora las cinco.

El acto sirve de símbolo de lo que puede llegar a ser, no de lo que es. Un acto medido, en el que en todo momento se ha intentado evitar la apariencia de mitin o de presentación de un nuevo espacio político. Desde el lugar escogido —el Teatro Olympia de Valencia— hasta el formato. Las cinco protagonistas han intervenido desde sus respectivas sillas en el escenario en un claro intento de resaltar la idea de diálogo entre ellas. La sensación de complicidad entre las protagonistas ha estado presente durante las casi dos horas que ha durado el acto.

Sin concretar si las formaciones políticas a las que pertenecen se involucrarán en la creación de una nueva plataforma electoral que reconfigure el espacio político a la izquierda del PSOE, el mensaje trasladado ha girado en torno a un concepto concreto, el proyecto de país. Una idea que pretende alejarse de las siglas e incluso del tradicional eje político izquierda-derecha, pero que queda pendiente de concretar para futuras entregas.

Ahora bien, este embrión de nuevo proyecto progresista se produce en un momento político distinto a la ventana de oportunidad que supuso para la izquierda alternativa el ciclo iniciado en 2014. Actualmente, no existe un crecimiento electoral destacable —Unidas Podemos sigue estancado en torno al doce por ciento de los votos—. Lo que sí existe es un aumento de la competitividad gracias al relevo en el liderazgo de Pablo Iglesias en la figura Díaz, que goza de buenas valoraciones, también entre el electorado socialista.

Sigue siendo difícil vaticinar a día de hoy el recorrido electoral que puede llegar a tener Díaz y los actores del espacio político que ya han iniciado el camino de su reconfiguración. Las reacciones al acto de Valencia y al auge de la ministra de Trabajo deben servir para ser conscientes de la necesidad que existe en este momento de preservar la figura de Díaz. Esta debe evitar caer en una carrera electoral para la que aún es pronto. Construir equipos y estructuras sólidas mientras es capaz de seguir poniendo en valor su gestión como vicepresidenta y ministra de Trabajo.

Entre las llamadas a estar presentes han destacado las ausencias de las ministras Ione Belarra e Irene Montero. Otra de las claves a medio plazo es cómo la formación morada encuentra acomodo en la nueva pluralidad, a la que por peso orgánico le corresponderá jugar un papel protagonista.

El encuentro entre las líderes de la izquierda también ha servido para mostrar ciertos límites que tendrán que afrontar. El principal, siguen representando a una izquierda principalmente urbanita. En un momento en el que la plataforma de la España Vaciada amenaza con irrumpir en el sistema de partidos, ninguna de las cinco presentes provenía de dichos territorios.

En cualquier caso, Díaz, Colau, Oltra, García y Hamed han dado el primer paso al mostrar su sintonía y predisposición para caminar juntas, a la vez que han marcado la agenda política del fin de semana. Un inicio de camino que se notará, especialmente, en la ola adversa de reacciones y desacreditación que vendrá contra Díaz y el intento de hacer política desde la lejanía con la testosterona y las tradicionales organizaciones partidistas.


Artículo publicado en el Diario Público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *